¿A QUÉ ESPERAMOS?

* Paco Simó. Estudioso Economía, heterodoxo, errático, crítico y con algún “ista” que otro.

El concepto de élites extractivas fue propagado hace unos años por los economistas D. Acemoglu y J.A. Robinson y supuso un gran éxito mediático. Podemos considerarlo sinónimo de establishment.

¿Por qué élites extractivas?, la respuesta es sencilla: porque extraen rentas de la mayor parte de la gente en beneficio propio.

Desde hace unos días estamos asistiendo a lo que parece la presentación, para su venta mediática, de una serie televisiva, norteamericana por supuesto, al son de una musiquilla entre el suspense de cualquier película de Hitchcock y la violencia, más o menos justificada, de Tarantino y su genial Malditos Bastardos. Me refiero a los llamados Papeles de Panamá. Cada día nos hacen la entrega de dos nombres correspondientes al capítulo del día, seguidos de los sesudos debates de unos tertulianos que igual te hablan de fraude fiscal que de la cría del ornitorrinco en la isla de Tasmania. Todos los debates tienen el mismo tono de suspense, de indignación contenida, de ¡Oh, sorpresa!. Pues bien o mal, según quien lo mire, ¿acaso es de extrañar que aparezcan?, ¿acaso es que no se sabía de la existencia de los llamados paraísos fiscales?, ¿acaso desconocemos que únicamente la minoritaria élite extractiva es la que usa esos paraísos fiscales para acumular más y más riqueza a costa del resto de las personas?.

El Sistema Capitalista en el que vivimos, con sus luces y sombras, tiene como máxima el crecimiento (de lo que sea, como sea y a costa de quien sea) y la acumulación de riqueza en unas pocas personas.

¿Cómo nos puede extrañar que quien más riqueza tiene más riqueza quiera acumular?. Sería ir en contra de la esencia misma del Sistema Capitalista y a eso, de momento, no están dispuestos.

La Economía no es una disciplina neutral, según el paradigma que se adopte se favorecen unos grupos sociales u otros. No se puede entender la Economía sin integrar en ella el análisis del poder y las distintas clases sociales.

Tampoco el Estado es neutral y actúa más abiertamente en unas épocas que en otras a favor de los intereses de esas élites extractivas, facilitando todo tipo de actuaciones en su beneficio.

El pensamiento económico, como tantas otras cosas, es fruto del poder económico de cada época” M. Etxezarreta.

La teoría económica convencional sirve de cortina de humo que oculta o, en el mejor de los casos, enmascara la verdadera naturaleza de los problemas económicos y proporciona recetas de actuación que interesan al poder económico, proporcionándole la legitimidad científica que necesita. Solo desde la Economía Crítica, seremos capaces de ahondar en el análisis de las verdaderas relaciones económicas que se establecen para propugnar una política económica que mejore la sociedad y las personas que la forman.

Transformar la Economía requiere transformar la sociedad y viceversa. Esta es una tarea conjunta y común.

¿A qué esperamos?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s