Archivo de la categoría: El futuro incierto de las pensiones

EL FUTURO INCIERTO DE LAS PENSIONES

Eva Carrión: Trabajadora Social y Empleada Pública.

Que seguimos en crisis es obvio, evidente, un país que en la actualidad cuenta con una tasa de desempleo del 21% de su población activa es un país en una profunda crisis, nos cuente lo que nos cuenten, casi 4.800.000 personas no trabajan, no están reguladas ni cotizan a la seguridad social. Aunque siempre habrá expertos demagogos que disfrazarán con otro nombre a tan esperpéntica y desastrosa situación, pero esta escandalosa cantidad de parados me lleva a una reflexión, una reflexión sobre el futuro de esos parados, de los trabajadores, y de la sociedad en general.

El presente año el Gobierno ha revalorizado las pensiones en la disparatadamente alta cifra de 025%, todos lo vimos en los telediarios y ya se ha hablado o hecho chistes del tema. El caso es que, remitiéndonos a cifras oficiales de la Seguridad Social, la cuantía máxima para este año 2016 de las pensiones alcanza los 2.567 euros al mes. A pesar de ello y teniendo en cuenta datos de diciembre de 2015, tan sólo el 0,30% de los pensionistas consigue percibir dicha cantidad.

Nos encontramos con que la mayoría de los pensionistas cobran una pensión de entre 600 y 650 euros: 1.938.304 personas se encuentran en este tramo, lo que equivale a un 20,70% del total de pensionistas. El siguiente tramo de pensionistas es el que recibe una cuantía de entre 700 y 800 euros con 885.859 personas, lo que representa al 9,46% de los pensionistas.

Sin tener en cuenta el cobro de varias pensiones por la misma persona, el 28% de las pensiones tiene un importe inferior a 600 euros al mes, siendo los de mayor concentración los de 400 a 450 euros mensuales, seguido del tramo de 350 a 400 euros.

Continuando con datos de la Seguridad Social, no cabe otra fuente, las pensiones mínimas de jubilación para este año:

  • Pensión unipersonal, sin cónyuge: la cuantía es de 636 euros

  • 784´9 euros con cónyuge a cargo y 603´5 euros sin cónyuge a cargo.

  • En el caso de las pensiones mínimas por invalidez hay que diferenciar si se trata de gran invalidez, absoluta o parcial y oscilan entre 1.177 y 395 euros.

  • Para las pensiones mínimas de viudedad las cuantías varían entre 735´7 euros y 481´6 euros en función de la edad, si existe discapacidad o cargas familiares.

  • Respecto a la pensión de orfandad, las cuantías mínimas oscilan entre 382´4 y 194´3 euros.

Pero el actual panorama político deja un futuro desolador a los futuros pensionistas. En la actualidad, tal y como está el mercado laboral, el acceso tardío por parte de los jóvenes al empleo remunerado, las nuevas formas de contratación donde se permiten contratos de 1 día, hace que me cuestione si el sistema de pensiones irá a mejor para los jubilados o será una mera bolsa asistencial con cantidades irrisorias. La teoría nos dice que siempre ha de ir a mejor, pero dudo que sea así.

El salario mínimo en España es la escandalosa cantidad de 655,20 €, y se asegura que el salario medio español se encuentra en 1.640 euros mensuales, cantidad que me planteo como un dogma de fe ; si seguimos con la retahíla de datos oficiales:

  • hay 16.758.200 personas que trabajan en este país.

  • De esa cifra de trabajadores hay aproximadamente 1,4 millones de asalariados que ingresan menos de 655 euros brutos al mes (mujeres con trabajos a tiempo parcial o jóvenes por debajo de los 25 años);

  • casi 4 millones tienen un sueldo que no llega a los 972,8 euros

  • Casi 9 millones de personas son mileuristas.

Si a todo ésto añadimos las conclusiones del informe Análisis y perspectivas 2016 realizado por la Fundación de Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada (Foessa) para Cáritas, en la que se habla muy abiertamente de una situación de pobreza crónica en nuestro país, pues uno no puede dejar de desesperarse, ya que la conclusión más llamativa del informe es que con respecto a 2009 es que los ingresos de los hogares han caído desde el primer impacto de la crisis cerca de un 10%. En cuanto a la pobreza, en el conjunto nacional el aumento anual medio es del 9% si se toma como referencia el umbral del año 2009. De hecho, el número de trabajadores pobres alcanza en España la cifra del 15%. Es decir, una de cada seis personas que trabajan en España son pobres. La situación de los parados es sensiblemente peor ya que la tasa de pobreza entre las personas sin trabajo alcanza el 44,8%.

El 60% de trabajadores son mileuristas, pero la tasa de pobreza ronda el 15%. Y estos datos están muy alejados del exclusivo club europeo al que en teoría pertenecemos, ¿que pensión les llegará a estos mileuristas? Seguirán englobando la franja de 700 a 800 euros, si es que se llega a los cada vez más estrictos requisitos para cobrar una pensión contributiva. No olvidemos que la franja de desempleados de personas con más de 55 años supone el 18 % de los parados y sin apenas visos de reinsertarse laboralmente, imaginen la merma que supone a su pensión final.

Somos pobres, seremos pobres y moriremos más pobres, y se habla del tema de manera sucinta, pero todo sigue igual….. de ahí del mal endémico que nos atenaza junto con la pobreza, el conformismo.